Reflexionando hace unos días sobre la razón de existir de Intervention Thinking con mis compañeros Elena y Philippe, llegamos a la conclusión que las empresas no tienen más remedio que re-inventarse o dejarse morir.

 

A lo largo de la historia ha habido momentos tan disruptivos como el que vivimos y las Organizaciones sólo tuvieron la opción de adaptarse a los nuevos tiempos. Esto es lo que ocurrió a mediados del siglo XVIII con la primera revolución industrial, los procesos de mecanización y automatización propiciaron un cambio tan brutal que no se había visto nada igual desde la época del neolítico. La respuesta sólo pudo ser la Adaptación.

 

Algo parecido estamos viviendo hoy, la única diferencia es la aceleración del cambio. Ya no es lineal, ahora es exponencial y está produciendo transformaciones en industrias y mercados. La única forma de afrontarlo es estar preparado para vivir en una nueva era marcada por la velocidad y la incertidumbre, que obliga a re-inventar los modelos de las Organizaciones.

 

El papel de Intervention Thinking, es precisamente el de facilitador de la transición entre un modelo Organizativo de éxito hacia un nuevo modelo de éxito del futuro.

Ya no sirve trabajar como siempre porque los paradigmas sobre los que se asientan los negocios cambian a una velocidad que si no estamos preparados nos va a barrer como un tsunami. Ya estamos en la nueva realidad, y las Organizaciones requieren modelos Organizacionales más ágiles, y orientados a la acción y en una actitud de aprendizaje continuo de las oportunidades que presenta el nuevo entorno.

 

Este proceso requiere trabajar sobre aspectos como el liderazgo, la estrategia y el negocio. Pero también conectar con la Cultura y las Personas. La Cultura se convierte en este caso en el terreno abonado que genere nuevas ideas o puede ser la tierra que mate las oportunidades antes de crecer. Es el marco de la innovación y la creatividad y donde se produce la participación, aportación, compromiso y talento.

 

Es aquí donde se inserta la metodología Intervention Thinking, y el framework de herramientas para conseguir a través de la creatividad imaginar el futuro, innovar el negocio y desarrollar facilitadores de la Cultura.

 

El reto en definitiva está en transformar la creatividad de las personas en oportunidades de negocio. La motivación de los empleados por innovar es tan importante como su capacidad para hacerlo.

 

Tags:

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.